Casetas de Obra de Gran Calidad

La Caseta de Obra es un elemento prefabricado o construido en obra que se utiliza para las necesidades de oficina, vestuario, aseo y/o comedor(entre otros), y suelen ubicarse dentro del perímetro vallado de la obra.

Las casetas de obra son dependencias provisionales que se utilizan con diversas finalidades en procesos de construcción. Se puede decir que son habitáculos prefabricados que se colocan de forma temporal en los lugares donde se levantarán casas, edificios, urbanizaciones o cualquier obra pública. Se usan durante el tiempo que dure la obra, y después de retiran o desmontan.

Las Casetas de Obra son indispensables para llevar a buen puerto el proyecto, puesto que funcionan a modo de base de la empresa constructora en el terreno o como instalaciones anexas para el personal. Su uso es muy común en prácticamente cualquier parte del mundo, debido a la funcionalidad que ofrecen y a su bajo coste.

Características de una Caseta de Obra

Estas construcciones temporales se caracterizan por estar prefabricadas, es decir, normalmente se trata de módulos que se trasladan en camiones y se colocan en el lugar adecuado. Están hechos a base de lámina pintro y multypanel generalmente, y suelen tener puertas de acceso y ventanas. También cuentan con los servicios básicos como electricidad y toma de agua.

Dependiendo de la magnitud de la obra, la caseta será más o menos grande para satisfacer las necesidades del personal y el constructor. No obstante, lo más habitual es que de requerir un amplio espacio, se disponga una caseta de obra formada por secciones interconectadas. La ventaja de la modularidad hace que sea posible lograr los tamaños más apropiados y dotar a la empresa de suficientes oficinas, almacenes o servicios. Asimismo, estas casetas deben estar en las mejores condiciones, con buena iluminación y ventilación, para cumplir siempre con los reglamentos de seguridad.

Usos de una caseta de obra

En cualquier construcción que se efectué, una caseta de obra es indispensable para el buen desarrollo de la misma. Estos elementos prefabricados se necesitan principalmente como oficina para el contratista o los ingenieros, pero además suelen incluir departamentos adicionales para otras funciones.

El uso más extendido, y el que siempre está presente aún en obras pequeñas, es el de vestuario. Los obreros utilizan estas casetas para cambiarse e incluso asearse. Además, es habitual verlas como almacén de herramientas o incluso con un área de vigilancia. En las obras de gran magnitud, como es el caso de las infraestructuras, también suele haber casetas de obra que sirven de comedores para los trabajadores.

×
¡Envíanos un whats para resolver tus dudas!